viernes, 7 de abril de 2017

Hablemos de la depresión. Día mundial de la salud 7 de abril


 

 La depresión afecta a personas de todas las edades y condiciones sociales y de todos los países. Provoca angustia mental y afecta a la capacidad de las personas para llevar a cabo incluso las tareas cotidianas más simples, lo que tiene en ocasiones efectos nefastos sobre las relaciones con la familia y los amigos y sobre la capacidad de ganarse la vida. En el peor de los casos, la depresión puede provocar el suicidio, que actualmente es la segunda causa de muerte entre las personas de 15 a 29 años de edad. La OMS pone en marcha la campaña de un año de duración , titulada Hablemos de la depresión, que tiene por objeto ayudar a las personas con depresión o a quienes conocen a alguien que la padece.

Los adultos mayores con depresión tienen un desempeño más deficiente en comparación con los que padecen enfermedades crónicas como las enfermedades pulmonares, la hipertensión arterial o la diabetes. Este trastorno también aumenta la percepción de tener mala salud, la utilización de los servicios médicos y los costos de la asistencia sanitaria. 

No obstante, la depresión se puede prevenir y tratar. Una mejor comprensión de qué es la depresión y de cómo puede prevenirse y tratarse contribuirá a reducir la estigmatización asociada a la enfermedad y conllevará un aumento del número de personas que piden ayuda.

Es importante que los sanitarios y la sociedad en su conjunto presten atención a las necesidades especiales de los grupos de población de riesgo mediante la promoción de hábitos activos y saludables. Ello supone crear condiciones de vida y entornos que acrecienten el bienestar y propicien que las personas adopten modos de vida sanos e integrados. La promoción de la salud mental depende en gran medida de estrategias que faciliten las intervenciones psicosociales  y que  cuenten con los recursos necesarios para satisfacer  las necesidades detectadas. 

Que se puede hacer para apoyar y mejorar la vida de las personas que la padecen, así como a sus familias:
un  diagnóstico temprano para promover el tratamiento oportuno y óptimo; la optimización de la salud física y psíquica y el bienestar; la identificación y el tratamiento de las enfermedades físicas conexas; la detección y el tratamiento de síntomas comportamentales y psíquicos difíciles; el suministro de información y apoyo prolongado.
 Para mejorar la información y la sensibilización de la población en relación a la depresión, la OMS ha editado unos folletos para difundir en centros de salud,  hospitales, escuelas,  universidades,y otros espacios que puedan estar accesibles a la comunidad.
 Se van a editar en árabe, chino, español, francés, inglés y ruso. Estarán disponibles en la pagina web de la OMS

miércoles, 22 de marzo de 2017

Puesta en marcha del servicio de atención comunitaria en Aragón


En los últimos años, la Atención Comunitaria ha experimentado cambios considerables en nuestro país, ha ido aumentando y esto es producto de la evidencia disponible sobre la efectividad de las actividades comunitarias de salud (promotoras de salud) en la población, que  han llevado a cabo los equipos de Atención Primaria.

Hasta hace poco años, se consideraba más filosófica, y que  estaba más allá de los cometidos de médicos o enfermeras u otros sanitarios. Ahora la Atención Comunitaria ya se ve como  una práctica  habitual y contextualizada de estos profesionales sociosanitarios de Atención Primaria.

La Atención Comunitaria, no puede entenderse aislada del resto de tareas del profesional de AP, están  interconectadas con el resto de tareas del centro de salud. Los usuarios acuden a la consulta con la esperanza de aliviar sus síntomas y que les resuelvan sus problemas de salud, en muchos casos se resuelve en las diferentes consultas, pero en otros hay que ir más allá y diseñar  actividades comunitarias  para promover la salud o mejorarla dentro de la enfermedad o facilitar una continuidad de los hábitos de salud en población sana. Dichas intervenciones pueden producir el efecto dominó que ayude a otros a entender el problema y trabajar en él.

De que estamos hablando y  que conviene tener claro
 ¿Qué son las actividades comunitarias?
Las actividades comunitarias son aquellas actividades realizadas en un territorio, que están dirigidas a promover la salud, incrementar la calidad de vida y el bienestar social de la población potenciando la capacidad de las personas y grupos para el abordaje de sus propios problemas y demandas o necesidades

¿Qué aportan?
Fundamentalmente  estas  actividades de Prevención y Promoción de la Salud (PS) aportan bienestar, comprender el problema y seguir haciéndolo bien.
.La forma más natural y efectiva de llevar a cabo estas acciones es a través de la Educación para la Salud (EpS).Tanto la EpS como la PS contemplan la participación activa de los usuarios y de la comunidad como elemento estratégico imprescindible, en un Proceso de Participación Comunitaria (PC)

¿Cómo empezar? 
Las intervenciones pueden ser educación individual y/o educación grupal, o intervención comunitaria para llevarlas a cabo hay herramientas, recursos  que facilitan  el abordaje del problema y que ayudan  al diseño y desarrollo de la intervención deseada:
         Identificar el tema o determinante.
         Decidir que hacer: un plan de acción
         Implementar su intervención.

La inclusión de la salud comunitaria como un objetivo del sistema sanitario hace evidente la necesidad de buscar y lograr una acción más coordinada e integral, lo cual debe introducir cambios en diversas áreas, entre las que destacan la formación de los profesionales, los sistemas de definición de las carteras de servicios y la organización de los servicios.

En este proceso de puesta en marcha en los sectores de salud se está trabajando desde la Dirección General de Asitencia Sanitaria y la Dirección General de Salud Pública con unos objetivos bien claros, como :
-         Mejorar la calidad de las actuaciones de salud comunitaria de los equipos de atención primaria.
-         Reconocer las iniciativas existentes integrándolas en la dinámica de trabajo del centro de salud y facilitar su apoyo desde el sector.
-         Crear un núcleo interdisciplinar que defina la agenda comunitaria del centro de salud.
Para ello se han llevado a cabo presentaciones de la situación de las actuaciones comunitarias en Aragón, en los distintos sectores, así como la inclusión en los Acuerdos de Gestión Clínica de actuaciones comunitarias de los equipos de atención primaria, que conlleva el reconocimiento y apoyo a las iniciativas comunitarias de los EAP. Establecimiento de un núcleo interdisciplinar de profesionales en el centro de salud que integre las actividades existentes en la dinámica del equipo y elabore una agenda comunitaria propia del centro de salud.

Con la colaboración y apoyo desde Salud Pública:
-  del SARES  con  asesoramiento metodológico en educación para la salud e intervención comunitaria; proporcionando información y coordinación con iniciativas de promoción de salud  del ámbito escolar, servicios municipales , tejido asociativo. Favorecer relaciones y espacios de encuentro con  proyectos de la RAPPS (Red Aragonesa de Proyectos de Promoción de la Salud) y la  RAEPS (Red Aragonesa de Escuelas Promotoras de Salud); Informar del Plan Autonómico de Drogodependencias y de la Estrategia Pasear; así como de la  Estrategia de Promoción de la Salud y Prevención del SNS.
- desde los Sistemas de Información sanitaria proporcionar los datos epidemiológicos de mortalidad, morbilidad y de determinantes sociales de la Zona Básica de Salud (Atlas de salud por ZBS), que pueden ayudar a identificar  los problemas de salud.

Por supuesto la formación ,seguimiento y evaluación forman parte importante de este proceso de coordinación.

Prioridades en la implementación 2017

 

jueves, 9 de marzo de 2017

Objetivo del mes de marzo: Lograr la Igualdad de género

Uno de los 17 objetivos de desarrollo sostenible para salvar el mundo es el Objetivo 5: Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas.

 Si queremos corregir las desigualdades de género, que son múltiples, debemos entender que se trata de un proceso social y relacional y dejar de subrayar las diferencias entre mujeres y hombres. Una visión más amplia del tema género y salud, basada en las interrelaciones económicas, políticas y culturales, ofrece un nuevo punto de partida para lograr avances hacia un desarrollo ecológicamente sostenible. 

Aún cuando se han producido avances a nivel mundial con relación a la igualdad entre los géneros a través de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (incluida la igualdad de acceso entre niñas y niños a la enseñanza primaria), las mujeres y las niñas siguen sufriendo discriminación y violencia en todos los lugares del mundo. 

La igualdad entre los géneros no es solo un derecho humano fundamental, sino la base necesaria para conseguir un mundo pacífico, próspero y sostenible. Si se facilita a las mujeres y niñas igualdad en el acceso a la educación, atención médica, un trabajo decente y representación en los procesos de adopción de decisiones políticas y económicas, se impulsarán las economías sostenibles y se beneficiará a las sociedades y a la humanidad en su conjunto. 

Igualdad de géneros ¿Porqué es importante? Resumen 

Es tarea de todos ayudar a erradicar la desigualdad de género: Para las niñas permanecer en la escuela y motivar a sus compañeras de clases a hacer lo mismo es esencial. Para las mujeres luchar contra los prejuicios sociales y concienciar a otras mujeres y a sus propios hijos e hijas sobre ese tema es la mejor contribución. Los hombres y niños también pueden ayudar y la mejor manera de hacerlo es tener relaciones respetuosas, saludables y de igualdad con las mujeres. También involucrarse en las campañas contra la violencia de género es de gran importancia. Mientras más unidos, más rápido será el camino hacia la igualdad.

 Sobre este tema han versado las Jornadas Educar en equidad  de la Red Aragonesa de escuelas promotoras de salud celebradas el 2 de marzo 2017 (Experiencias sobre equidad en la escuela)

lunes, 23 de enero de 2017

Programas basados en la comunidad



La evidencia  ha demostrado  que las enfermedades crónicas no transmisibles tienen mucho que ver con los estilos de vida poco saludables o con  entornos físicos y sociales adversos.
 Los factores de riesgo como la alimentación no saludable durante un período prolongado, el consumo de tabaco, la inactividad física, el uso excesivo de alcohol y el estrés psicosocial se encuentran entre los principales problemas de estilo de vida. Toda la población puede estar en riesgo , pero este se puede modificar a partir de estrategias en las que intervenga  toda la comunidad.
La principal herramienta para implementar una estrategia de prevención de la población es la intervención comunitaria, que promueve y facilita los cambios de estilo de vida y comportamiento necesarios para abordar un problema particular.
Los programas  de intervención comunitaria combinan acciones y actividades educativas  y de cambio ,capaces de promover sinergias y  un alto grado de generalización y rentabilidad  ya que usan  métodos de comunicación masiva, como el uso de redes comunitarias para difundir la información y potencial para influir en las políticas ambientales, reguladoras e institucionales que conforman la salud .
 
Karelia del Norte en Finlandia y Stanford en los EE. UU son  los escenarios de los primeros programas reales de intervención comunitaria, a principios de los años setenta cuyo objetivo era promover  cambios conductuales sociales y sanitarios en varios niveles de la comunidad, desde el individuo hasta el institucional  

Proyecto Karelia del Norte (enlace al documento)


A principios de los años 70 Finlandia tenía la mayor tasa de mortalidad por ECV en el mundo. El proyecto de Karelia del Norte se inició en 1972 como un programa piloto y de demostración nacional para la prevención de enfermedades cardiovasculares. La reducción de los niveles de población de los factores de riesgo bien establecidos (tabaquismo, colesterol elevado y presión arterial elevada) fue el principal objetivo intermedio. Se utilizó una intervención integral basada en la comunidad que incluía servicios de salud, ONG, industria, medios de comunicación y políticas públicas. Después del período inicial (1972-77), las experiencias del proyecto se han utilizado activamente para el programa integral de salud cardiaca nacional. La evaluación cuidadosa de las encuestas de población y de los registros de enfermedades ha demostrado que los niveles de factor de riesgo de la población han disminuido considerablemente y, por consiguiente, la tasa de mortalidad por EC ajustada por edad entre la población masculina de 30 a 64 años ha disminuido en un 73% entre 1970 y 1995. Karelia del Norte y el 65% en toda Finlandia. También se han observado cambios muy favorables con el cáncer y la mortalidad por todas las causas y la salud general de la población.

Estudio de la comunidad de Stanford

El Estudio de la Comunidad de Stanford se inició en 1974. La información fue difundida por los medios de comunicación a los habitantes de dos ciudades con un total de 30.000 habitantes, con el objetivo de reducir el contenido de grasa en la dieta diaria. También se proporcionó información individual en una de las dos ciudades. Una tercera ciudad sirvió de referencia. Después de dos años de intervención -incluyendo campañas intensivas de información y asesoramiento individual- se demostró una reducción en el contenido medio de grasa en dietas de 25 gramos por día en las dos áreas de intervención, en comparación con tres gramos por día en el área de referencia. Del mismo modo, una caída significativa en el recuento de colesterol de la población se pudo ver en ambas áreas de intervención