viernes, 7 de abril de 2017

Hablemos de la depresión. Día mundial de la salud 7 de abril


 

 La depresión afecta a personas de todas las edades y condiciones sociales y de todos los países. Provoca angustia mental y afecta a la capacidad de las personas para llevar a cabo incluso las tareas cotidianas más simples, lo que tiene en ocasiones efectos nefastos sobre las relaciones con la familia y los amigos y sobre la capacidad de ganarse la vida. En el peor de los casos, la depresión puede provocar el suicidio, que actualmente es la segunda causa de muerte entre las personas de 15 a 29 años de edad. La OMS pone en marcha la campaña de un año de duración , titulada Hablemos de la depresión, que tiene por objeto ayudar a las personas con depresión o a quienes conocen a alguien que la padece.

Los adultos mayores con depresión tienen un desempeño más deficiente en comparación con los que padecen enfermedades crónicas como las enfermedades pulmonares, la hipertensión arterial o la diabetes. Este trastorno también aumenta la percepción de tener mala salud, la utilización de los servicios médicos y los costos de la asistencia sanitaria. 

No obstante, la depresión se puede prevenir y tratar. Una mejor comprensión de qué es la depresión y de cómo puede prevenirse y tratarse contribuirá a reducir la estigmatización asociada a la enfermedad y conllevará un aumento del número de personas que piden ayuda.

Es importante que los sanitarios y la sociedad en su conjunto presten atención a las necesidades especiales de los grupos de población de riesgo mediante la promoción de hábitos activos y saludables. Ello supone crear condiciones de vida y entornos que acrecienten el bienestar y propicien que las personas adopten modos de vida sanos e integrados. La promoción de la salud mental depende en gran medida de estrategias que faciliten las intervenciones psicosociales  y que  cuenten con los recursos necesarios para satisfacer  las necesidades detectadas. 

Que se puede hacer para apoyar y mejorar la vida de las personas que la padecen, así como a sus familias:
un  diagnóstico temprano para promover el tratamiento oportuno y óptimo; la optimización de la salud física y psíquica y el bienestar; la identificación y el tratamiento de las enfermedades físicas conexas; la detección y el tratamiento de síntomas comportamentales y psíquicos difíciles; el suministro de información y apoyo prolongado.
 Para mejorar la información y la sensibilización de la población en relación a la depresión, la OMS ha editado unos folletos para difundir en centros de salud,  hospitales, escuelas,  universidades,y otros espacios que puedan estar accesibles a la comunidad.
 Se van a editar en árabe, chino, español, francés, inglés y ruso. Estarán disponibles en la pagina web de la OMS

No hay comentarios:

Publicar un comentario